Eguzkilore de Óscar Peña

Los caseríos vascos son pequeños y débiles al contar con una escasa dimensión territorial, por ello, el mantenimiento integro del caserío ha sido y es una de las fijaciones que los diferentes responsables agrarios y políticos han tenido para asegurar la pervivencia del mismo.

  • El auzolan, tal y como dice su propio nombre, es el trabajo vecinal que acometían, y aún lo hacen, los vecinos de los barrios rurales en el que se acometían tareas en beneficio de la comunidad (limpieza de bosques, arreglo de caminos, nuevas infraestructuras, etc).

  • Cada vez que te acerques a un caserío, comprobarás que la puerta principal está engalanada con una Eguzkilore, “flor del Sol” , que, según la mitología vasca, era utilizada por los baserritarras para ahuyentar a los malos espíritus que abundaban en la oscuridad de la noche.

Suscríbete al boletín

Introduce nombre y apellidos y una dirección electrónica válida para recibir nuestro boletín.

 

ruta

Organiza:

ENBA

Patrocina:

Kutxa

Colaboran:

Subir